monti otoño 2013

monti otoño 2013

Los mandarines y pontífices, la crítica gastronómica y la Red

Llevo en pocas semanas leídos ya media docena de descalificaciones, repletas de improperios, a la crítica, o simple opinión, gastronómica en la Red. Todas ellas de reconocidos comentaristas de los medios escritos de comunicación, algunos incluso críticos (en alguna ocasión). Alguno, incluso autor de meritorios Anuarios.

Es sorprendente el papel que puede deducirse que se pretenden arrogar: el de interpretes únicos de qué está bien y de qué no en el arte del buen comer y mejor beber. Como si el maltrato recibido en un restaurante o su deficiente calidad, nunca reseñados por ellos porque nunca lo sufriran por ser quienes son, no justificara un desahogo. Más: como si el lector de los mismos en alguna red fuera un subnormal incapaz de enterderlo como tal.

Ello además de otro elemento relevante que transcribo de alguien que sabe mucho más que yo aunque esté referido a la Red en general pero es de aplicación: "se echa de menos en su panorama algo más de acento en la vertiente creativa de la Red, que sin duda es importante. Hay gentes, que nunca habrían accedido a publicar en las ágoras que controlan los mandarines de la cultura y el mercado, que ahora publican y con mérito. Y si alguno lo hace por exhibirse es con el mismo derecho que tienen a exhibirse los pontífices de la opinión". Pues eso.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Los 100 de Wine Spectator: Pocos y sorprendentes españoles

Wine Spectator ha hecho pública esta semana sus 100 mejores vinos del año 2011. Ya no es una sorpresa que el primero de la lista sea un californiano, un pinot noir Kosta Browne 2009 de Sonoma que por pura casualidad he catado. Pero sÍ lo es más que entre los diez primeros, los californianos no sean mayoría sino que aparezcan vinos de Portugal, Francia e Italia.

No de España que para encontrarlos hay que bajar hasta el puesto 23 en que aparece Bodegas Resalte de Peñafiel con su Vendimia seleccionada 2004 seguido en el 26 por el Pétalos 2009 de la dinámica zona del Bierzo. Abajo les copio los seis españoles que figuran, en donde como pueden comprobar se incluyen algunos sorprendentes como el Viña Godeval, muy inferior en mi opinión a los vinos de Rafael Palacios y otros que son apuestas seguras como Astrales en Ribera, Beronía en Rioja o Gago en Toro.

En vinos españoles es poco lo que puede enseñar Wine Spectator, aunque no está mal que recuerde la excelente bodega riojana Dinastía Vivanco. Es un caso parecido, no igual, a Melquior, en Ribera, que comercializa sus propios vinos. La de Rioja no utiliza los circuitos más conocidos de distribución y ello junto a que Peñín los infrapuntúa, los hace menos presentes.

Pero la utilidad de la lista es infinitamente mayor cuando uno quiere adentrarse en las bodegas de otros países. En tal caso, contar con su referencia sirve para no caminar perdido entre las miles y miles de referencias que abundan en internet. No, sin embargo, para vinos de Burdeos y de Borgoña, o en los excelentes blancos italianos, en donde las carencias son espectaculares (si no me he equivocado, el único burdeos tinto es el Château Canon-La Gaffelière de 2008).

Lo tiene, caro, eso sí, Vilaviniteca, aunque en la web figura la añada 2007 frente al catálogo en papel en que sí está la de 2008). Pero no son el tipo de vino que parece gustar a los catadores de la publicación ni a sus miles de seguidores. Quizá porque en el caso de los dos primeros el imperio del gurú Parker tiene las de ganar, pero más difícil me resulta entender las ausencias de los blancos italianos (uno al final de la lista) dado el buen número de tintos que sí figuran en ella y lo fácil que es encontrarlos en las vinotecas de los Estados Unidos.

De los que conozco, poco que recomendar porque por esos precios se pueden encontrar vinos tan buenos o mejores aunque siempre repito que sobre gustos... Por ejemplo, el Zinfandel de Seghesio Alexander Valley Home Ranch de la añada 2009 es un señor vino pero con un grado alcohólico que tira de espaldas cuando hay otros mucho más agradables de beber (por ejemplo, el Dancing Bull 2009 de Rancho Zabaco). Y lo mismo cabe decir del chardonnay de Shafer comparable al de Chivite 125. Pero en España o en Sudafrica los hay muy buenos por un precio menor. Y tampoco es el Brunello di Montalcino mi tinto preferido entre los italianos, que son los más abundantes en la lista.

De los que recomendaría destaco, por su presencia en España, el Cloudy Bay 2010, disponible ahora en Aporvino a 16.64€ euros un sauvingon blanc excelente aunque reservado a quienes les agrada esa variedad. O el Valpolicella Superiore Ripassa 2007 de Zenato que tenía Vinissimus aunque he comprobado que está agotado.

Pero lo más sugestivo de estas listas y guías es conocer nuevos vinos. En mi caso, los portugueses. Lo desconozco todo sobre ellos y los que figuran en la lista de este año son un buen punto de partida para no adentrarse completamente a ciegas en la cata de los vinos del país vecino.

Vinos Españoles en WINE SPECTATOR'S 2011 TOP 100 AT A GLANCE

23º Bodegas Resalte de Peñafiel Vendimia seleccionada 2004
26º Descendientes de J. Palacios Bierzo Pétalos 2009
53º Bodegas Los Astrales Ribera del Duero 2008
59º Bodegas Dinastía Vivanco Rioja Selección de Familia Crianza 2008
71º Bodegas Godeval Valdeorras Viña Godeval 2010
89º Telmo Rodríguez Toro Gago 2007
91º Bodegas Beronia Rioja Gran Reserva 2001