monti otoño 2013

monti otoño 2013

Los mandarines y pontífices, la crítica gastronómica y la Red

Llevo en pocas semanas leídos ya media docena de descalificaciones, repletas de improperios, a la crítica, o simple opinión, gastronómica en la Red. Todas ellas de reconocidos comentaristas de los medios escritos de comunicación, algunos incluso críticos (en alguna ocasión). Alguno, incluso autor de meritorios Anuarios.

Es sorprendente el papel que puede deducirse que se pretenden arrogar: el de interpretes únicos de qué está bien y de qué no en el arte del buen comer y mejor beber. Como si el maltrato recibido en un restaurante o su deficiente calidad, nunca reseñados por ellos porque nunca lo sufriran por ser quienes son, no justificara un desahogo. Más: como si el lector de los mismos en alguna red fuera un subnormal incapaz de enterderlo como tal.

Ello además de otro elemento relevante que transcribo de alguien que sabe mucho más que yo aunque esté referido a la Red en general pero es de aplicación: "se echa de menos en su panorama algo más de acento en la vertiente creativa de la Red, que sin duda es importante. Hay gentes, que nunca habrían accedido a publicar en las ágoras que controlan los mandarines de la cultura y el mercado, que ahora publican y con mérito. Y si alguno lo hace por exhibirse es con el mismo derecho que tienen a exhibirse los pontífices de la opinión". Pues eso.

viernes, 8 de junio de 2012

Buenos vinos blancos para el verano


Soy un gran amante del vino blanco. Sin menospreciar el tinto, mi entendimiento no capta qué de inferior tienen algunos de los blancos secos (o no tan secos). De los Grand Cru de Chablis a los Montrachet. Por no mencionar los Condrieu o algunos Burdeos de Pessac-Leógnan y los denominados del Nuevo Mundo (en especial Sudáfrica y Estados Unidos). Y sin embargo, son escasamente apreciados en España fuera de los meses estivales. Y eso que en los últimos años se ha producido una revolución espectacular en su elaboración. Mayor incluso que en los tintos. Hace relativamente pocas décadas los blancos españoles 'bebibles' se podían contar con los dedos de una mano.

Blancos buenos y baratos hay hoy centenares. Cualquier bloguero que se precie hace su lista de los diez mejores, siempre escorada hacia los de la región en donde vive. No es esa mi intención en este comentario. Pero sí animarles a catar en estos meses próximos caldos diferentes a los que tengan por habituales porque la oferta está cambiando a mejor. Es cierto que eso implica mayor riesgo de equivocarse. Pero soy de los convencidos de que merece la pena salir de los lugares comunes. Eso sí, en todos los casos en los que compren vino que no conozcan no adquieran añadas anteriores a la de 2009. Así evitarán sorpresas desagradables provocadas por la mala conservación.

Por ejemplo, en las grandes superficies se pueden encontrar vinos blancos franceses, chablis en especial, de aceptable factura. Y si quieren ir a lo seguro y viven en Valencia, en la tienda de Rías Gallegas pueden encontrar el 2010 de Christian Moreau (14,50€), que es un valor seguro. También les recomiendo una visita a Beals, en la calle Alcira que (casi) siempre tiene una selección corta pero muy digna y a buenos precios de vinos blancos de otros países (en la sección de la tienda debajo de la oficina).

En las Añadas de España también hay buenos vinos, pero la mayoría de sus precios tiran para atrás si uno conoce los establecidos para los mismos vinos en las tiendas en otros países. Con decirles que en la mayoría de los casos resulta más barato pedir los vinos en Alemania a través de internet, se pueden hacer una idea de su estrategia comercial. Sólo a los restaurantes ofrece precios competitivos.

Por su parte, los amantes del sauvignon blanc pueden también acceder con relativa facilidad al Cloudy Bay neozelandés, que pasa por ser uno de los mejores. Y no olviden los vinos chilenos (los rieslings no son de mi negociado: no puedo con ellos) de la tiendecita de Historiador Diago. Aunque sean chardonnays, y la mención a reserva es en términos comparados con los vinos españoles pura broma (tres meses en barrica es tiempo suficiente en Chile para poder utilizar esta aceptación). Les vuelvo a recomendar el gran reserva Morandé, muy superior a los demás que ofrece. Es un chardonnay muy fresco, diferente a los nuestros.

Y dentro de los vinos españoles también les recomiendo que se arriesguen a salir de los chardonnays, xarel.los, viuras, verdejos y albariños tradicionales. El Mestizaje blanco 2011, por ejemplo, es un señor vino de la factoría de Toni Sarrión (Bodegas Mustiguillo), uno de esos viticultores de la Comunitat Valenciana a los que en otro lado le habrían concedido ya algún galardón relevante (y hay por lo menos una docena que se lo merecen). Es un coupage (63% merseguera, 30% viogner y 7% malvasia que resulta muy atractivo a pesar de mi prevención con ésta última uva. 

Pero sin duda, la mayor sorpresa en este terreno ha sido con dos vinos de la Comunidad de Madrid elaborados con una uva hasta ahora, por lo que se, escasamente valorada: albillo. Parece ser una variedad que sólo se encuentra en España y que produce un vino muy glicérico y de sabor muy persistente por lo que se utilizaba en el pasado fundamentalmente para encabezar otros caldos considerados de mayor calidad.

Pues bien, la bodega Los Marañones ha elaborado dos vinos con esta variedad ambos muy recomendables en la añada 2010: Picarana y Pies Descalzos. El primero está prácticamente agotado, pero si lo encuentran en alguna carta no ducen en pedirlo (siempre que su precio guarde relación con los 10-12 € que costaba en tienda).

Del segundo aún es posible hacerse con algunas botellas a pesar de que la producción es minúscula. Es un 100% albillo, como el anterior, pero con 14 meses en barricas frente a los 10 del Picarana. Como soy incapaz de describirlos como hacen los catadores avezados, pensaba copiarles la nota de cata de la bodega. Pero ésta, con buen criterio, no la tiene obviando de ese modo las cursiladas de rigor. Un motivo más para recomendárselo.

2 comentarios :

  1. Haz probado algún vino blanco mexicano, argentino o uruguayo, que destaquen por sabor original, cuales recomiendas de esas zonas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por su tiempo. Los excelentes vinos (de precio razonable) que he probado de esa zona, (excepto los de México que no conozco) los he probado allí y no los he logrado localizar en Europa. Por ejemplo, el chardonnay La Linda de Luigi Bosca (si hay otros vinos de esta bodega en Madrid). De Uruguay que recuerde ahora destacaría el viognier de Irurtia. Tienen buenos sauvignon's blanc pero no es una cepa que me agrade.

    ResponderEliminar

Si no ha insultado a un tercero su comentario será publicado. (Aunque según parece si utiliza Mozilla Firefox puede no poder enviarlos)