monti otoño 2013

monti otoño 2013

Los mandarines y pontífices, la crítica gastronómica y la Red

Llevo en pocas semanas leídos ya media docena de descalificaciones, repletas de improperios, a la crítica, o simple opinión, gastronómica en la Red. Todas ellas de reconocidos comentaristas de los medios escritos de comunicación, algunos incluso críticos (en alguna ocasión). Alguno, incluso autor de meritorios Anuarios.

Es sorprendente el papel que puede deducirse que se pretenden arrogar: el de interpretes únicos de qué está bien y de qué no en el arte del buen comer y mejor beber. Como si el maltrato recibido en un restaurante o su deficiente calidad, nunca reseñados por ellos porque nunca lo sufriran por ser quienes son, no justificara un desahogo. Más: como si el lector de los mismos en alguna red fuera un subnormal incapaz de enterderlo como tal.

Ello además de otro elemento relevante que transcribo de alguien que sabe mucho más que yo aunque esté referido a la Red en general pero es de aplicación: "se echa de menos en su panorama algo más de acento en la vertiente creativa de la Red, que sin duda es importante. Hay gentes, que nunca habrían accedido a publicar en las ágoras que controlan los mandarines de la cultura y el mercado, que ahora publican y con mérito. Y si alguno lo hace por exhibirse es con el mismo derecho que tienen a exhibirse los pontífices de la opinión". Pues eso.

sábado, 12 de enero de 2013

El Mercado Central y sus gentes

Fotografías ©: Jesús Ciscar 

 Es el Mercado Central de Valencia una derivación que nutre a la ciudad desde la huerta que le ha dado de comer durante siglos; un zoco multicultural que demuestra que no es necesario el hoy para defender que todos los los hombres (y mujeres) nacen iguales pero son -somos- todos únicos, exclusivos. Una vuelta por él basta para comprobarlo. 
Lo que a uno fascina a otro desagrada; lo que en un puesto está permitido en el contiguo es motivo de admonición. Es, en todo caso, el Mercado Central de Valencia un punto de referencia básico de los valencianos. De lo que fuimos, de lo que somos y de lo que seremos. 


Fueron nuestros ancestros tan grandiosos en la concepción de su diseño como premiosos a la hora de su construcción. Que desde la convocatoria del concurso de ideas para levantar el edificio actual hasta su inauguración pasaran cuatro décadas (de 1882 a 1928) dice bien a las claras que no siempre, ¿casi nunca?, quienes nos representan tienen discernimiento suficiente para establecer las prioridades de los intereses generales.  


Lo mismo sucede hoy mal que nos pese. Tanta palabrería de supuesto apoyo desde el Ayuntamiento no ha servido para adelantar ni una micra que las recientes obras de remodelación se hayan realizado en plazo prudencial. O en que un edificio de calidad arquitectónica fuera de debate haya sido llenado de pantallas de televisión (siempre  conectadas a la cadena oficial) que ni se ven ni se oyen: solo destrozan el edificio. O que no se pueda circular en sábado por la calle Palafox repleta de sillas de bares y de top manta. O que los contenedores de basura se agolpen a sus puertas, ensuciando el pavimento -y a partir de mayo difundiendo olores nada recomendables-, sin que se haya establecido un sistema salubre para hacer compatible la compra placentera con la venta que permite progresar. Todo para alucine de cuantos extranjeros -no latinos- lo visitan. Eso sí, a la menor ocasión la Alcadesa perene de la ciudad lo visita sin razón y se hace unos fotos cada vez más lejos de la realidad. 


Y sin embargo, aun abandonado de los poderes municipales y falto de cursos de profesionalización para bastantes de sus vendedores, ahí está: formando parte de nosotros, de nuestra historia gráfica (tan poco valorada como fundamental para saber que hemos sido a pesar de esfuerzos meritorios como los del blog que reseño); siendo nuestra referencia gastronómica; la expresión de qué somos.


DIJERON DEL MERCADO


"Horas en que se retiran los serenos: los primeros que empiezan á agitarse por la ciudad son los acomodadores de la plaza del Mercado que disponen las sillas, cestones y los toldos de hilo para los espendedores (sic); los vendedores de café y aguardiente que van de corro en corro y de guardia en guardia; los factores de las especierías del Mercado; y los panaderos, y los devotos que oyen las primeras misas,





(…) Allí la gritería y una ordenada confusión; caballos cargados, carros atravesados, serones y capazos, y mesas rodando aquí y allá; animales que riñen, labradores que disputan, revendedoras que gritan ó se maltratan, y alguaciles y perillanes, y criadas sueltas y mozos que las siguen, y cuestiones sobre precios, y el polvo que cubre la plaza, y un sol brillante, y un movimiento continuo é incesante. Durante todo el día veréis concurridas, sin interrupción
Vicente Boix, Manual del viagero y guía de los forasteros en Valencia , [S.l.] Valencia, 1849

FORMAS DE VER EL MERCADO
"El esfuerzo natural de cada individuo para mejorar su propia condición ... es tan poderoso, que por sí  mismo y sin ayuda, no sólo es capaz de conducir a la sociedad a la riqueza y a la prosperidad, sino de superar un centenar de obstrucciones inadecuadas que estorban su funcionamiento fruto de la locura de las leyes humanas ".
Adam Smith, La Riqueza de las Naciones, 1776

DICEN DE LOS MERCADOS 
"Medio por el cual los compradores y vendedores se ponen en contacto entre sí para intercambiar bienes y servicios. El término se refería originalmente al lugar donde los productos se compran y se venden, mientras que hoy el mercado es cualquier arena, por abstracta o amplia que sea, en el que compradores y vendedores realizan transacciones. (...) Los mercados no solo comercian con bienes tangibles como los cereales y el ganado, sino también en instrumentos financieros tales como valores o divisas. 

Los economistas clásicos desarrollaron la teoría de la competencia perfecta, en la que se imaginaban los mercados libres como lugares donde un gran número de compradores y vendedores se relacionaban  fácilmente entre sí y negociaban materias primas que eran fácilmente transferibles, determinándose los precios sólo por la oferta y la demanda. 

Desde la década de 1930, los economistas se han centrado más a menudo en la teoría de la competencia imperfecta.[en donde] oferta y demanda no son los únicos elementos que influeyen en el mercado: el número de vendedores o compradores es limitado, los productos que compiten son diferenciados (por diseño, calidad de marca, etc), y diversos obstáculos impiden la entrada de nuevos productores".
The Free Dictionary

"Lo más hermoso que puede verse en Valencia es el  mercado. Los campesinos valencianos son los que visten más artística y graciosamente de toda España.  Para figurar ventajosamente entre las máscaras de  nuestros bailes, les bastaría entrar en la sala tal cual  se encuentran los días de fiesta y de mercado, en las  calles de Valencia y en los caminos del campo. De  pronto, cuando se les ve así vestidos, dan ganas de  reír y no se cree que sean campesinos españoles.  Tienen no sé qué aspecto de griegos, de beduinos, de  bailarines de cuerda, de comparsas de tragedia á  me dio vestir, de mujeres medio desnudas para acostarse,  de gente alegre que á su costa quiere hacer reír a los  demás."

Edmundo De Amicis, España : impresiones de un viaje hecho durante el reinado de Don Amadeo I (traducción castellana de Cátulo Arroita), Barcelona , 1899





VALORAN EL MERCADO. 

(Últimas entradas en Tripadvisor.com)

 DACHALADACHA Sentosa Island, Singapur,  “Oldest covered market in Spain...”
Liked to see all the fruits and veggies so nice exposed.. Good quality but also good priced...! Nice to have been there, at least to take some pics and taste the atmosphere at this market. We saw, fruit, veggies, nuts, fish, meat, bread... Well, let's say food-stuff...!

 zucchero09 teramo  “Edificio monumentale”
 Il palazzo è un meraviglioso esempio di costruzione modernista. Splendide le vetrate. All'interno i banchi di vendita sono tutti splendenti....

ChristoNL Ámsterdam, Países Bajos,  “The Essence of Spain - The Market!”
This market is gorgeous, huge and modern and bustling with life! If you want to understand what Spanish life is all about, it's about the (nearly) daily trip to the beautiful markets to find fresh, fabulous food, and this market is by far one of the largest and most beautiful I have ever seen in Spain. I love that the seafood hall is separated so you don't smell it the whole time you're there! Make sure you stop by to try some horchata and fartons, or sample some freshly squeeze Valencian orange juice, as well as grabbing some wonderful chorizo or cheese to take home!


Enrique T Ibiza, Islas Baleares “Un sitio cultural”
Es un sitio cultural imposible de quitar de la visita turística, ya que reúne todas las condiciones edilicias y culturales, propias de la cultura valenciana.


LADESPENSADELGOURMET , “Museo gastronomico.”
Una maravilla para los amantes de la gastronomía, me comentaron que es el mas grande de Europa. Lo que mas me llamo la atención fue que había mas turistas haciendo fotos que comprando.





Marumaruma, Nagoya, Japón,  “広くてきれいな市場
アパートを借りて、毎日買物に行きました。11月はきのこの季節で、いろいろなきのこを買ってみました。掃除がすこし大変ですが、にんにくとオリーブオイルでいためて、塩こしょうで味付けすると、歯ごたえがあって、とてもおいしかったです。市場は土曜日の午後3時には閉まり、そのまま日曜日は休業、朝8時ごろに働く人たちの姿が見えはじめたら、準備の様子になった時には、もう中で買物をしている人もいました。午後時ごろに閉まり、夕方また開くのかと思っていたら、私が行った期間には、夕方の営業はありませんでした





LA HISTORIA DE SU LENTA CONSTRUCCIÓN


"El Ayuntamiento tomó la decisión de construir un gran mercado totalmente cubierto. Para tal efecto nombró  a una comisión de estudio que examinara las propuestas recibidas. Fue aceptada la de los arquitectos municipales Ferreres y Monforte; sin embargo, la corporación abrió un concurso de proyectos, Como base previa, en 1882. (...).

En 1910 se convoca un nuevo concurso, y de los seis proyectos presentados se elige el de los arquitectos Alejandro Soler March y Francisco Guardia Vial.  (...) .Los arquitectos Alejandro Soler March y Francisco Guardia Vial, a instancias de la Corporación, modificaron el proyecto original y el Mercado se construyó de acuerdo con el fechado en noviembre de 1914, obra que terminaron los arquitectos Enrique Viedma y Ángel Romaní en el año 1928." EL MERCADO CENTRAL DE VALENCIA

"El proyecto se puede enmarcar en el estilo premodernista y las soluciones que él presenta evocan  a las realizadas en edificios de renombre que se estaban Llevando a cabo en las principales capitales del centro  y norte de Europa. Con referencias a los edificios como el de la bolsa de Ámsterdam de Peter Berlage en 1903 o como el del mercado Abattona de la Mocuch en Lyon  o de Garnier de 1909.
   
El proyecto, desde el planteamiento de la organización se apoya en composiciones arraigadas del pasado para evolucionar hacia soluciones más avanzadas. La propuesta es de gran seriedad en la que no se acepta nada que fuese falsificado. Todo queda definido desde el diseño: diseño que construye desde una voluntad descriptiva, manifestada en las soluciones dibujadas del proyecto que conducen a emplear de forma coherente cada uno de los materiales que se escogen en la obra, mediante un profundo análisis en el que, se conocen e interpretan, las técnicas tradicionales según el criterio de sinceridad constructiva dentro del propio oficio de cada uno de los gremios que concurren".

Jorge García Valldecabres, El concurso del Gran Mercado Central de Valencia: Las  aportaciones del proyecto ganador. Valencia 1910.  Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Edificación. Universidad Politécnica de Valencia. 

4 comentarios :

  1. Teresa Carnero Arbat12 de enero de 2013, 13:08

    Me parece un reportaje magistral: las fotos son éspléndidas y el texto que las acompaña muy clarificador. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Buena entrada y buenas fotos, con permiso le comparto, salud

    ResponderEliminar
  3. Excelentes imagenes. Si el Mercado estuviera en Nueva York -o en Madrid o Barcelona por no irnos tan lejos- sería un fijo de las revistas de turismo por sus innovaciones. Aquí...lo que se comenta sobre el top manta, la basura o las mesas que no permiten circular en la calle Palafox (por no hablar de las obras del metro interminables como las recientes de la pescadería) es poco en relación con la cruda realidad de quienes vamos todas las semanas. Como dice una procaz vendedora del mismo, que diagnostica bien la situación, es lo que ocurre cuando mandan las que no comen por no cagar.

    ResponderEliminar
  4. Recomane el documental "Mercat Central, 1.000 anys d'història", direcció de Ricardo Macián i guió de Lola Bañón

    ResponderEliminar

Si no ha insultado a un tercero su comentario será publicado. (Aunque según parece si utiliza Mozilla Firefox puede no poder enviarlos)